Dumping Social: el mayor enemigo del transporte de mercancías

dumping social

Dumping Social: el mayor enemigo del transporte de mercancías

Este término cada vez está más presente en las noticias diarias de cualquier sector. Su significado es la práctica de ofrecer un servicio o vender un bien a menor precio de su coste. No cabe duda de que es una práctica desleal y que pone en riesgo la actividad económica del sector.

El principal objetivo del dumping está en posicionarse por encima de la competencia abaratando los precios de los servicios o bienes.

Dumping social en el transporte:

El dumping social consiste en llevar esta práctica a la explotación y bajos salarios de los trabajadores, de esta forma los costes de producción son menores y se pueden ofrecer precios más bajos por el servicio de transporte de carga.

Las consecuencias son negativas para todas las partes del negocio:

Los transportistas: Es evidente que es el pilar más afectado. Los salarios disminuyen y las horas aumentan para poder tener un sueldo normal. También perjudica a esta situación los falsos autónomos, personas que no declaran su actividad laboral y pueden rebajar el coste de su servicio.

Los distribuidores o empresas de transporte: Aunque aparentemente son los que mayor margen de beneficio obtienen con esta práctica, a largo plazo les perjudica. Contratar a trabajadores por salarios tan bajos les hace recurrir a personas sin experiencia que por necesidad aceptan estos sueldos. La falta de experiencia perjudicará la calidad del servicio y consecuentemente la reputación de la empresa.

¿Quién tiene realmente la responsabilidad de que exista dumping social?

La gran mayoría piensa que son los productores los que favorecen este tipo de práctica para obtener mayor beneficio en su producción. También hay un sector que opina que parte de la culpa reside en los trabajadores que aceptan esos salarios, perjudicándose a sí mismos y a todo el gremio.

Sin comentarios

Post A Comment